Recursos y habilidades educativas para el trabajo con grupos

La tendencia al individualismo, las relaciones de poder, la competitividad y otros valores planteados por la sociedad capitalista occidental, no son elementos a los que permanezcan ajenos los grupos de las entidades y colectivos juveniles. Igualmente, la presión de los resultados inmediatos característica de la sociedad de consumo, que no relega la satisfacción de necesidades, en una actividad que propone procesos a largo plazo para resolver los problemas a los que se enfrenta, incide en cuestiones como el estrés y la inseguridad personal, y una falta de reconocimiento, en general, que provoca altos índices de insatisfacción y potencian el abandono y falta de implicación y relevo generacional.

 

Preguntas como ¿Podemos hacer algo para que la gente del grupo se pueda sentir mejor? ¿Cómo fomentar relaciones internas que favorezcan el desarrollo positivo de los proyectos? Y al contrario, ¿cómo desarrollar procesos que favorezcan el desarrollo de relaciones positivas en el colectivo? Son algunos de los temas que aborda este curso y para el que se aportan visiones extraídas de la sistematización sobre la práctica desarrollada  a lo largo de años de experiencia al frente de grupos  de diversa  índole.

 

El objetivo de este curso

es que los y las participantes sean capaces de aplicar una metodología participativa en la dinamización de grupos, aplicando un enfoque de cuidado de personas y procesos, que favorezca el crecimiento y desarrollo positivo de sus integrantes.

 

 

En la gráfico podemos ver la valoración que el grupo de participantes hizo de la última edición del curso (año 2016), con altísimas notas, especialmente en lo relativo a los aspectos docentes.